Historia

Antigua sede Biocell Ultravital en Suiza

Las primeras décadas del siglo veinte fueron muy profusas en desarrollos médicos audaces, impuestos por la enorme cantidad de heridos en los frentes de guerra. Tanto los médicos de campaña como los de hospitales en Europa, tuvieron que recurrir a improvisar técnicas de suturas y aplicar medicamentos no convencionales ante la urgencia por salvar vidas.

Así surgieron los trasplantes de tejidos, tratamientos para infecciones, quemaduras, fracturas, y métodos quirúrgicos sin precedentes para aquel momento, pero más aún, incentivaron la búsqueda de tratamientos novedosos para la curación de los grandes males de la humanidad. En este ambiente se desarrolló la figura pionera del Dr. Alexis Carrel (1873 – 1944), Médico Francés, ganador en 1912 del Premio Nobel en medicina por sus novedosas técnicas de suturas vasculares, además de ser un profundo investigador práctico de trasplantes de tejidos, particularmente los tejidos vasculares y cardiacos.



Influenciado por los trabajos del Dr. Alexis Carrel, el médico de origen Suizo Dr. Paul Niehans en 1931 realizó ante la emergencia del caso, el primer trasplante de extractos celulares de origen ovino a una paciente casi desahuciada de 57 años que además de recuperar su salud vivió por 27 años más, pero la noticia del Papa Pío XII en 1953 le daría gran prestigio quien en su lecho de enfermo casi al borde de la muerte fue tratado con los mismos principios terapéuticos que le salvó su vida, desafortunadamente por los elevados costos de manipulación y preparación de sus fórmulas, sólo beneficiaron a pacientes de posición económica alta como dignatarios, políticos y personajes famosos.

En 1956 la práctica de estos tratamientos había cobrado notoriedad en la comunidad médica de Europa, donde se comenzaron a fabricar otros productos basados en inyecciones de origen opoterápico, destacándose principalmente los fabricados en Heidelberg, Alemania, como TERAPIAS CELULARES. En 1957 El Instituto de Investigaciones Biológicas de Biocell Ultravital en Suiza fue uno de los laboratorios en desarrollar tratamientos con extractos opoterápicos liofilizados, con el tiempo el resultado revitalizante que aportaron fue de gran aceptación, hasta el punto de que el propio Dr. Paul Niehans y diferentes Clínicas en Europa comenzaron a recetarlos para sus pacientes.



Las Terapias Celulares han evolucionado, gracias al Dr. Joseph Wagmann Director científico del Laboratorio Industrial de Biología (Actualmente Biocell Ultravital de Francia) quien desarrolla en 1969 nuevas fórmulas utilizando métodos en biotecnología para la producción de productos basados en opoterapia donde se incluían enzimas y otros activos clínicamente probados, que no fueran drogas, esteroides, u otras sustancias de origen químico que representaran riesgo a la salud.


Laboratorios Biocell Ultravital Francia en 1979 / Laboratorios Biocell Ultravital Francia en 2019


A través de todos estos años de experiencia, el Dr. Wagmann ha dejado un legado que nos ha permitido mejorar nuestras fórmulas principalmente para la optimización de la energía en las células y reforzamiento del sistema inmunológico.

Así nacieron las Terapias de Renovación Celular de Biocell Ultravital que mantiene sus raíces suizas en la ciudad de Lucerna, donde solamente se administra en todo el mundo los derechos internacionales de patentes y marcas, la fabricación y desarrollo científico se realizan en Biocell Ultravital de Francia y Alemania junto con laboratorios asociados en Holanda y EEUU. Las Terapias de Renovación Celular son tratamientos principalmente de acción preventiva y además constituyen excelentes coadyuvantes de tratamientos convencionales, aportando a las células importantes nutrientes e inductores específicos a través de tejidos embrionarios opoterápicos, Fito orgánicos, enzimas, aminoácidos, potentes antioxidantes y otras sustancias no químicas de reconocida acción terapéutica que estimulan la revitalización y regeneración celular. Su objetivo fundamental es revitalizar órganos optimizando la función de los tejidos a posibles cambios estructurales, particularmente los predispuestos por genética o herencia biológica. Finalmente nos sentimos honrados de incluir aquí el legado del Dr. Escardó reviviendo su lema científico: «Medicina hay siempre una y es la que cura». Esta importante reseña histórica sirve como carta de presentación para informar a la comunidad médica internacional y al público en general de la incorporación de nuevos activos biológicos a las fórmulas de nuestros productos, con el propósito de potenciar su efecto terapéutico y que ahora forman parte de la nueva gama de tratamientos de 4a Generación para revitalizar y renovar la función celular, consolidando así la era de la medicina preventiva y regenerativa.


Sede actual Biocell Ultravital Francia